PAGINAS

TODO PARA EL ESTUDIANTE DE MEDICINA LES DECIMOS:

TODO PARA EL ESTUDIANTE  DE MEDICINA LES DECIMOS:

BUSQUEDA

Cargando...

COLUMNA VERTEBRAL

sábado, 6 de abril de 2013







La Columna vertebral humana presenta variaciones en sus diferentes vertebras según la región que represente.

VARIACIONES REGIONALES DE LA COLUMNA VERTEBRAL


Vértebras cervicales.- Cuerpo pequeño, discos intervertebrales más gruesos hacia delante, agujero vertebral grande y triangular, pedículos cortos y redondeados hacia atrás y afuera hasta las láminas estrechas y largas. Apófisis espinosa pequeña y bituberculosa. El ligamento supraespinoso es sustituido por el ligamento nucal o cervical posterior. Las apófisis transversas están divididas en 2 raíces, presentan el agujero transverso por fuera del pedículo por donde pasan los vasos vertebrales (excepto por C7), presentan también tubérculos anteriores y posteriores en las apófisis transversas.
Vértebras dorsales.- Vista por arriba tiene forma de candado. En vista lateral tiene forma de cuña con base posterior. Discos uniformes y delgados. Presentan semicarillas articulares superiores e inferiores en el cuerpo para las cabezas de las costillas.- los pedículos aplanados se inclinan hacia arriba y se unen a las láminas profundas y cortas. Las apófisis espinosas son largas, estrechas y prismáticas triangulares, se inclinan hacia abajo y terminan en punta roma. Las apófisis transversas se dirigen hacia atrás y afuera presentando en su extremo la carilla articular para la tuberosidad de h costilla.

Vértebras lumbares.- El cuerpo es reniforme. El agujero vertebral es triangular, con tamaño intermedio. Los discos son grandes con forma de cuña. Los pedículos son horizontales y gruesos. Presentan láminas gruesas, cortas y desiguales unidas por los ligamentos amarillos. La apófisis espinosa es casi cuadrada con borde posterior grueso y redondeado. El ligamento supraespinoso es más ancho y grueso. Las apófisis transversas son delgadas, se afilan hacia atrás y arriba. Presentan un tubérculo accesorio pequeño en la cara posterior. Su característica principal es el tubérculo mamilar situado en el borde posterior de las apófisis articulares superiores, además de la forma de cilindro de las apófisis articulares.

Primera y segunda vértebras cervicales y sus articulaciones


El atlas esta formado por las masas laterales, los arcos anterior y posterior y las apófisis transversas. Las masas laterales, voluminosas, presentan como base la carilla articular inferior, cóncava y dirigida hacia abajo, adentro y atrás. La cara superior tiene una porción externa que presenta la carilla articular superior, con dos porciones una anterior y una posterior (cóncava) para articularse con los cóndilos occipitales. La porción interna de la cara superior presenta un tubérculo para el ligamento transverso.
El arco anterior, pequeño, se extiende de las caras anteriores de las masas laterales y presenta por su cara anterior el tubérculo anterior y en la cara posterior una carilla media para la apófisis odontoides que sustituye al cuerpo del atlas.
El arco posterior es el doble de largo y se extiende de la cara posterior de las masas laterales, éste presenta el tubérculo posterior que sustituye a la apófisis espinosa. Las apófisis transversas son gruesas y con vértice romo, presentan el agujero transverso en posición más externa que el del axis.
El axis es una vértebra como cualquier otra, solo varía en la proyección de su cuerpo hacia arriba formando la apófisis odontoides que presenta dos carillas, una anterior para el atlas y una posterior para el ligamento transverso. A los lados de la apófisis odontoides se encuentran las carillas articulares superiores, convexas y voluminosas.
La articulación occipitoatloidea es una diartrosis que permite la flexión y la extensión, así como los movimientos laterales y su membrana fibrosa se fija en los bordes articulares.
La articulación atloidoaxoidea se divide en dos: 1) la atloidoodontoidea, trocoide, formada por la apófisis odontoides hacia atrás y el arco anterior del atlas hacia delante y limitada por el ligamento transverso que se extiende a través de los tubérculos internos del atlas. 2) la atloidoaxoidea propiamente dicha entre las carillas articulares del atlas y el axis. Estas articulaciones permiten el movimiento de rotación.
Las articulaciones entre el atlas, axis y occipital están reforzadas por los ligamentos suspensorio y alares que van de la apófisis odontoides al borde anterior del agujero magno y a los cóndilos occipitales, respectivamente. El ligamento cruciforme los refuerza hacia atrás el ligamento lateral inferior de Arnold hacia atrás y abajo.

Quinta vértebra lumbar y articulación sacrolumbar


Es voluminosa y con base anterior aumentando el promontorio. Esta se articula con el sacro quedando las carillas articulares de ambos huesos muy separadas, sin embargo a veces pueden estar fusionadas las apófisis transversas voluminosas. Esta vértebra se articula como cualquier vértebra y está reforzada por el ligamento iliolumbar que se extiende de la cara anteroinferior de las apófisis transversas de la quinta lumbar hasta la cresta ilíaca pasando sobre la articulación sacroilíaca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada